Los que radicamos en la Ciudad de México somos muy vivos, por eso nos dimos a la tarea de resaltar nuestra «riqueza culinaria chilanga«, que seguro hará gala en las ofrendas familiares para Día de Muertos.

La verdad es que hablar de mole de guajolote ya son ligas mayores, pero nuestra ‘guajolota‘ bien que nos hace el paro todas las mañanas. Ni tampoco somos buenos en preparar chileatole, por ejemplo, pero qué tal somos expertos en corretear al de los elotes.

Los que radicamos en la Ciudad de México somos muy vivos, por eso nos dimos a la tarea de resaltar nuestra «riqueza culinaria chilanga«, que seguro hará gala en las ofrendas familiares para Día de Muertos.

La verdad es que hablar de mole de guajolote ya son ligas mayores, pero nuestra ‘guajolota‘ bien que nos hace el paro todas las mañanas. Ni tampoco somos buenos en preparar chileatole, por ejemplo, pero qué tal somos expertos en corretear al de los elotes.

Te puede interesar:

Los que radicamos en la Ciudad de México somos muy vivos, por eso nos dimos a la tarea de resaltar nuestra «riqueza culinaria chilanga«, que seguro hará gala en las ofrendas familiares para Día de Muertos.

La verdad es que hablar de mole de guajolote ya son ligas mayores, pero nuestra ‘guajolota‘ bien que nos hace el paro todas las mañanas. Ni tampoco somos buenos en preparar chileatole, por ejemplo, pero qué tal somos expertos en corretear al de los elotes.

Te puede interesar:

Los que radicamos en la Ciudad de México somos muy vivos, por eso nos dimos a la tarea de resaltar nuestra «riqueza culinaria chilanga«, que seguro hará gala en las ofrendas familiares para Día de Muertos.

La verdad es que hablar de mole de guajolote ya son ligas mayores, pero nuestra ‘guajolota‘ bien que nos hace el paro todas las mañanas. Ni tampoco somos buenos en preparar chileatole, por ejemplo, pero qué tal somos expertos en corretear al de los elotes.

Te puede interesar:

Te puede interesar: