Organizaciones civiles calculan que en México 70% de los perros se encuentran en condición de calle, lo cual lo ubica como el primer lugar en América Latina con caninos en dicha condición.

Y aunque la mayoría tiene que ver con un tema de falta de control natal, también existe el abandono de perritos que fueron criados dentro de una familia.

La asociación civil Defensoría Animal calcula que cada año se abandonan medio millón de mascotas (entre perros y gatos), la mayoría de ellos fueron un regalo de Navidad, Día de Reyes o cumpleaños y sus dueños pierden el interés a los pocos meses, pero hay otro porcentaje que duraron más tiempo en el núcleo familiar, por lo que el abandono les genera un trauma.

Te sugerimos: [VIDEO] Perrito callejero pide ayuda en veterinaria tras herirse su patita

Foto Internet

Casarse, cambiar de casa o irse de vacaciones es suficiente justificación para las personas que abandonan a sus perros, dejándolos amarrados a media noche o por la madrugada en la reja de un algún albergue.

Tan sólo en el albergue Busca de un Hogar, diariamente 20 o 30 personas tratan de contactarlos para dejar su perro.

Los perritos que han tenido una casa y el cariño hacia la familia y luego son abandonados quiere regresar con su familia; lloran, no comen y en cuanto tiene la oportunidad se escapan, o pueden correr con la mala suerte que lleguen a un albergue donde están sueltos y muchas veces los demás perros les hacen daño.